Historia

La Ingeniería es un campo de la actividad humana con influencia decisiva en el bienestar de la sociedad. La Real Academia de Ingeniería es una institución a la vanguardia del conocimiento técnico, que promueve la excelencia, la calidad y la competencia de la Ingeniería española en sus diversas disciplinas y campos de actuación.

 

Creada en 1994, siguiendo la tradición de las reales academias, la Real Academia de Ingeniería tiene a gala haber sido la primera de ámbito nacional creada durante el reinado de S. M. el Rey  Juan Carlos I. Actualmente está presidida por el Académico Excmo. Sr. D. Elías Fereres, cuya Junta de Gobierno resultó elegida el 22 de septiembre de 2015.

 

El activo principal de la Real Academia de Ingeniería viene constituido por sus académicos: 60 destacados profesionales de las distintas disciplinas de la Ingeniería y la Arquitectura, provenientes de los ámbitos académico y empresarial, que desarrollan su cometido de fomentar la calidad y la competencia de la Ingeniería española.  Su amplia distribución geográfica es una de las señas de identidad de la Academia, cuya sede se encuentra en Madrid, en la calle Don Pedro 10, en el antiguo palacio de los Marqueses de Villafranca.

 

Para el sostenimiento de sus actividades, la Academia cuenta con la Fundación Pro Rebus Academiae, de la que forman parte como patrocinadores destacadas universidades, organizaciones profesionales y empresas del país. Por esta vía, la Real Academia de Ingeniería comparte sus experiencias empresariales, docentes e investigadoras y las pone al servicio de la Sociedad española y del avance tecnológico del país. 

 

A través de una extensa red que la vincula con universidades, empresas, industria, fundaciones, otras reales academias, administración pública, organismos internacionales y medios de comunicación, la Real Academia de Ingeniería desarrolla su actividad como “think tank” de la Ingeniería.

 

La RAI aporta valor mediante la publicación de sus informes y declaraciones institucionales sobre asuntos de actualidad con implicaciones técnicas decisivos para nuestro país. Además, está cualificada para asesorar de forma imparcial, equilibrada y competente a la industria, distintas administraciones, autoridades comunitarias y cuantos organismos lo requieran.

 

Los Estatutos definen los objetivos de la Real Academia de Ingeniería:

 

  • Velar por el mantenimiento y mejora de la calidad de los estudios técnicos en todos sus niveles.

 

  • Recuperar la memoria histórica de los grandes ingenieros y obras de ingeniería, dándoles a conocer como se merecen mediante la celebración de homenajes dirigidos a la dar a conocer obras emblemáticas de la Ingeniería en España y sus autores.

 

  • Impulsar estudios sobre temas de actualidad, con la participación de Académicos y otros expertos.

 

  • Apoyar y premiar a los jóvenes investigadores, con los galardones "Juan López de Peñalver" y "Agustín de Bethancourt", para que continúen formándose y avanzando en el mundo de la tecnología.

 

  • Analizar la evolución de la técnica española y motivar a las empresas e industria españolas, mediante la concesión del Premio Academiae Dilecta, para que sigan considerando la Ingeniería como valor diferencial de su desarrollo.

  

  • Elaborar el Diccionario Español de la Ingeniería, obra excepcional cuyo objetivo es constituirse como vehículo de transmisión del conocimiento técnico en Castellano en la que participan más de un centenar de expertos.